Desmontamos 4 mitos sobre el PVC en los que probablemente creía

A la hora de elegir el material para tus ventanas, es muy probable que usted dude sobre escoger aluminio o PVC. El PVC es uno de los materiales más utilizados tanto en ventanas como en suelos (en especial en lugares como hospitales) y, sin embargo, hay unos cuantos mitos y medias verdades que se han difundido a lo largo del tiempo y que contribuyen a que tenga mala fama. Aquí te enseñamos cuatro de los mitos más comunes y también cuál es la realidad.

→Mito 1: El PVC es un producto sintético y, por tanto, contiene materiales tóxicos

Empecemos por el principio: El PVC sí es sintético (es decir, no es un elemento que ocurra naturalmente en nuestro planeta). Sin embargo, los materiales de los que se obtiene son algunos de los más comunes: Etileno y Cloro.

Si bien el cloro en su forma gaseosa y muy concentrada puede ser peligroso, la forma en la que se emplea para obtener el PVC es mucho más estable, ya que el cloro se extrae de la Sal y el etileno del aceite. Es tan estable que ni siquiera quemándolo se podría obtener gas de cloro, y su presencia es tan poco peligrosa como la que se puede encontrar en el agua que sale del grifo, o en medicinas.

→Mito 2: Las ventanas de PVC son menos resistentes que las de aluminio, al estar hechas de plástico.

Falso. Tanto las ventanas de PVC como las de aluminio tienen una vida útil muy larga. El PVC cuenta  la ventaja sobre el aluminio de ser resistente tanto al exceso de sol como a la lluvia, lo que impide que se deteriore como el aluminio. También existe el mito de que el PVC amarillea con el paso del tiempo, lo cual se puede desmentir solo viendo cómo se conserva el PVC blanco en cualquier vivienda con ventanas de este tipo.

C:\Users\Jose\Desktop\pvc-window-250x250.jpg

Mito 3: Las ventanas de PVC son poco ecológicas, contaminan más que otros productos

Falso. Al estar basado en su mayor parte (un 57%) en cloro obtenido de la sal, que es uno de los recursos naturales más abundantes, contribuye a ahorrar aceite o gas natural, que son dos fuentes no renovables de las que se extraen otros plásticos. Además, cada vez es más común extraer el etileno de la biomasa.

Por si fuera poco, ayudan a reducir el consumo de energía al ser un material más aislante que el aluminio, ya que evita gasto innecesario de calefacción o aire acondicionado. Hay fabricantes, como KÖMMERLING, que priorizan el aislamiento térmico para ahorrar energía.

C:\Users\Jose\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\PVC Window Frame Offcuts.jpg
Imagen de un perfil greenline de KÖMMERLING, que incorpora mejoras para hacer un perfil más eficiente y ecológico.

Mito: Las ventanas de PVC no se pueden reciclar

Falso. En primer lugar, cabe destacar que el PVC tiene una vida útil de unos 50 años y que al final del ciclo de su vida se a un centro de reciclaje, donde se recicla hasta un 80% del total del perfil. Los perfiles Greenline de KÖMMERLING, además, vuelven a ser incorporados al proceso de producción. Además, la UE tiene en marcha el proyecto Vinylplus impulsado por las principales marcas, y heredero de Eurovinyl, cuyo objetivo es fomentar el reciclaje con 107 recicladores activos por toda Europa.

C:\Users\Jose\Desktop\Web_VinylPlus_logo-660x330.jpg

 

Desmontando mitos sobre el PVC

One thought on “Desmontando mitos sobre el PVC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *